Pedicura a domicilio en Bahia Blanca

Pedicura Profesional a Domicilio en Bahia Blanca

Remedios Caseros

Este es un pequeño compilado de "remedios caseros" comúnmente utilizados para mitigar las dolencias de los pies.

Personalmente no recomiendo el autotratamiento de las patologías, ya que a menudo se puede dar lugar a un problema de mayor importancia que el que se pretendía tratar inicialmente. De todas formas igualmente los enuncio, con la advertencia de ser cauteloso al usarlos.

Recuerde siempre que lo ideal es recurrir a su pedicura. Ante cualquier duda, consúlteme.

 

UÑAS BLANDAS

 

Para endurecer las uñas, picar ajo y ponerlo en un recipiente con agua durante 15 minutos. A continuación, mete ahí los pies entre 15 y 20 minutos. Repetir la operación varias veces al día. Esto, además de endurecer las uñas, también las hace crecer rápidamente.

 

UÑAS FRAGILES

 

Si las uñas se han vuelto quebradizas y frágiles, remojarlas en un recipiente con agua tibia  y sal (8gr. de sal por 1l. de agua). Repetir el tratamiento al día siguiente si es necesario. Las uñas quebradizas van a recuperar rápidamente su fuerza! No aplicar esmaltes durante el tratamiento.

 

PIES SUAVES

 

Mezclar a partes iguales de agua y jugo de limón. A continuación introduce lentamente papel de cocina. Aplícatelo todo a los pies, y al rato los notarás suaves.

 

PIES SIEMPRE FRESCOS

 

Para evitar que los pies huelan feo, sigue este sencillo proceso: después de enjuagártelos en agua tibia, masajéalos con la mezcla obtenida de una cucharada de aceite de oliva, una de azúcar y una de menta machacada previamente en seco. Luego, sécate con un paño caliente.

 

PARA LAS DUREZAS EN LOS PIES

 

Agarra una cebolla y pártela por la mitad. Hazle un agujerito en el centro y rellénalo de sal. Déjalo reposar unas horas. Recoge el juguito que salga con un algodón, y frótalo contra las durezas.

 

BAÑO DE LECHE PARA LOS PIES

 

Por un lado mezclar 1/2 taza de sal gruesa con 1/3 de aceite de oliva. Por otro lado, calentar un litro de leche entera. Introducir los pies en la leche durante 10 minutos. Retirar los pies de la leche, enjuagarlos y a continuación frotarlos con la mezcla de sal gruesa y aceite de oliva. Finalmente, aplicare crema hidratante y poner medias de lana para una agradable sensación de suavidad.

 

CREMA HIDRATANTE

 

Para aplicar en los pies por la mañana y por la noche: cuatro cucharaditas de aceite de almendras, ocho de aceite de oliva, dos de trocitos de cera virgen, cuatro de agua de rosas, una de gránulos de lecitina y 20 gotas de aceite esencial de neroli. Se calientan a baño maría el aceite de almendras, el de oliva y la cera. Cuando ésta se haya fundido, añadir la lecitina y, fuera del fuego, agregar el aceite de neroli y el agua de rosas. Mantendrá toda la piel de los pies en perfecto estado de hidratación.

 

DESODORANTE

 

El más natural: diez gotas de aceite esencial de ciprés en una palangana de agua templada. Dejar los pies en remojo durante diez minutos.

 

PIE DE ATLETA

 

Frotarse los pies todas las noches con crema de árbol de té hasta que estén sanos. Para evitar recaídas, en las tres semanas siguientes se untarán los espacios entre los dedos con un ungüento de yogur natural que se dejará actuar 15 minutos.

 

TORCEDURAS

 

El tobillo es una zona delicada que puede torcerse debido a golpes o caídas. La tintura de árnica es un remedio tradicional que da alivio eficaz, pero no debe aplicarse en heridas abiertas o fracturas. Se emplea diluyendo diez gotas de árnica en una taza de agua fría; con la mezcla empape una venda y colóquela sobre la parte afectada.

 

VERRUGAS

 

Cortar una cebolla por la mitad, hacer un hueco con un cuchillo y rellenarlo con sal marina. Cuando ésta se disuelva, aplicar el líquido que va soltando la cebolla, sobre la verruga varias veces al día.

 

CALZADO SECO

 

Para mantener el calzado seco y evitar la aparición de hongos, espolvorear por la noche el interior de los zapatos con bicarbonato de sodio, que se eliminará por la mañana después de frotar con un cepillito duro.

 

PEDICURA EN CASA

 

Sumergir los pies 5 minutos en agua tibia con aceites esenciales de lavanda, menta y romero. Secarlos bien, retirar el esmalte anterior, cortar las uñas rectas para evitar uñeros y masajear con aceite de palta haciendo hincapié en la zona de las cutículas. Dejar que se absorba y volver a aplicar el esmalte del color preferido.

 

TRATAMIENTO NOCTURNO PARA PIES

 

Podemos realizar sin salir de casa una mascarilla casera para combatir la sequedad de los pies. Sólo necesitamos un aguacate y un yogurt natural.

Para su preparación, hacer una pasta con el aguacate y mezclarlo bien con el yogurt (se puede hacer con una batidora o bien con un tenedor). Aplicar el preparado en los pies y envolver cada uno en una bolsa de plástico. Transcurridos 20 minutos enjuagar con agua tibia.

 

UÑEROS


Infusión de tomillo para los uñeros

  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 taza de agua hirviendo
  • Modo de aplicación

 

Hervir, por 5 minutos, el tomillo en el agua. Retirar del fuego y refrescar. Sumergir el dedo afectado en ella durante 5 minutos. Repetir el proceso cada hora durante 4 ó 5 horas.


Pasta de pan, leche y yema de huevo para los uñeros 

  • ¼ de taza de leche
  • miga de pan
  • 1 yema de huevo

 

Calentar la leche y luego mezclarlo con la miga y la yema de huevo. Remover hasta formar una pasta homogénea y luego aplicar un poco sobre la zona afectada. Renovar la pasta cada media hora hasta un total de cuatro veces. Repetir el remedio 2 veces al día si es necesario.


Cataplasma de zanahoria para uñeros    

  • 1 zanahoria mediana

 

Pelar y limpiar a zanahoria mediana, rallar y machacar hasta formar una pasta. Aplicar sobre la zona afectada 5 veces al día (15 minutos cada vez). Esta cataplasma es útil no sólo para eliminar los uñeros, sino que también revitaliza la piel afectada.


Limón contra los uñeros       

  • Una rodaja de limón

 

Cortar un trocito de limón que se colocará sobre la zona afectada sujeto con una gasa o venda hasta la mañana siguiente. Repetir el proceso los días necesarios hasta que desaparezcan las molestias.

 

MAL OLOR EN LOS PIES

 

El té negro

Por su contenido de ácido tánico es un excelente exterminador de bacterias que ayuda incluso a reducir la sudoración y humedad en el pie (cierra el poro).

Nota: Se puede utilizar el verde pero el negro es el recomendado.

Se utiliza preparando 5 bolsitas de té negro en agua hirviendo y añadirlo a 4 litros de agua caliente. Sumergir los pies 20 minutos. Luego secar bien y dejar respirar los pies durante 1 hora.

 

Acido Bórico

En polvo de venta en farmacias. Se espolvorea sobre los pies limpios y secos o se disuelve en agua para remojar y masajear las zonas o espacios entre los dedos.

 

Bicarbonato de Sodio

El bicarbonato de sodio es un excelente bactericida. Elimina los olores al neutralizar el pH del sudor y de esa manera reduce las bacterias. Tiene dos formas de usarse para esta finalidad:

En polvo sirve para espolvorear en las zapatillas después de lavarlas y secarlas o en cualquier lugar que tenga un olor que quiera absorber.

Para un baño se utiliza disuelto en agua tibia y durante una semana, para meter los pies por 20 minutos cada noche; será un buen tratamiento definitivo.

 

Sal de Epsom o Inglesa

Ya sabemos que la sal reduce la humedad en cualquier superficie, en el cuerpo humano no es la excepción y por ellos la sal de Epsom (se consigue en cualquier tienda naturista o herbolario) es un económico y efectivo remedio que al reducir la humedad y así las posibilidades de padecer el mal olor de pies.

Se utiliza mezclando un par de cucharadas en un recipiente para meter los pies con agua tibia por espacio de 20 minutos; después séquelos a conciencia y quédese descalzo, para ello le recomendamos hacerlo antes de ir a dormir.

 

Aceite de Lavanda

Estos aceites además de oler muy bien, ayudan a matar las bacterias gracias a las cualidades naturales que poseen. Se utilizan remojando los pies en agua tibia con unas gotas de aceite esencial de lavanda.

 

Peróxido de Benzoilo

Las personas que hayan padecido úlceras en el pie o pie de atleta conocerán el producto. Lo más recomendable es utilizar un gel que contenga Peróxido de Benzoilo (de venta en farmacias) para frotar con una fina capa los pies por las noches.

 

Vinagre

Parece reiterativo pero en casi todos los procesos de limpieza personal y del hogar, el Vinagre está presente. En este caso es ideal para matar las bacterias causantes del mal olor en los pies. Como ya sabemos, el vinagre también huele fuerte y por ello se recomienda aplicar este consejo al final del día, antes de acostarse. Se utiliza después de la ducha remojando los pies en un recipiente bajo donde quepan bien, con una taza de vinagre por 3 de agua tibia y al terminar, secar muy bien (sin enjuagar con jabón) y ponerse medias de algodón. El vinagre de manzana es uno de los más recomendables.

 

Alcohol (el del botiquín)

Llenar con alcohol una botella con atomizador para rociar los pies con el alcohol. Se la puede mantener cerca de la cama para hacerlo antes de acostarse y después de la ducha. Gracias al conocido poder antiséptico del alcohol se mantendrán controladas las bacterias.

 

Polvo Mineral de Alumbre

Suena rebuscado pero se consigue en tiendas naturistas o herbolarios. Posee reconocidas cualidades y propiedades astringentes y antisépticas. Se utiliza para lavar los pies con una taza de agua tibia mezclada con una cucharadita de polvo.

También se puede espolvorear directamente sobre los pies secos.

 

Baños de Salvia y Romero

Estas dos milagrosas hierbas son reconocidas por sus capacidades astringentes y propiedades contra los hongos, virus y bacterias.

Se puede mezclar una cucharada de cada una (en su presentación seca) y espolvorear en los pies (puede dejarse el producto y ponerse las medias) y dejar por 2 horas, luego lavar como de costumbre.

Pedicura a Domicilio en Bahia Blanca